Tecnología en el aula

Nuestro día a día está lleno de experiencias relacionadas con aparatos eléctricos; pensados para facilitarnos la existencia y, por lo tanto, en nuestro sistema educativo que no puede dejar de lado la gran importancia que tienen; si pretende conseguir un desarrollo integral del alumnado.
Ya existen en nuestras leyes de educación unas iniciativas relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación, orientadas a mejorar la calidad y eficacia de los sistemas educativos y de formación.
La Ley Orgánica 8/2013, para la Mejora de la Calidad Educativa, expresa la importancia de las nuevas tecnologías en el ámbito escolar. El Real Decreto 126/2014, introduce las TIC en el currículo con el objetivo al respecto de que el alumnado de la etapa de Educación primaria deben “iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico entre los mensajes que reciben y elaboran”. Se establece asimismo que las TICs, al igual que la compresión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual y la educación en valores, se trabajarán en todas las áreas.

Es responsabilidad de las Administraciones promover su utilización, proponiendo planes de formación permanente y programas de refuerzo del aprendizaje de las TICs y posibilitando que los centros dispongan de la infraestructura informática necesaria para garantizar la incorporación de las TICs en los procesos educativos.
Es responsabilidad del profesorado planificar su integración en la programación didáctica de acuerdo con el contexto económico, social y cultural del alumnado y con sus intereses.
En nuestra sociedad, la imagen y el sonido son de gran interés y son bastante útiles para apoyar los mensajes orales y escritos, manteniendo un muy elevado nivel de interés y motivación.
Variedad de estudios realizados presentan diferentes razones para la adopción de las TICs en los centros educativos. Existen razones económicas, relacionadas con los requisitos presentes y futuros de la economía y la necesidad que tiene actualmente la sociedad de contar con personal competente en el uso de las TICs. Saber usar correctamente las TICs, siendo además un usuario crítico, se esta convirtiendo en una destreza vital en la sociedad actual, al mismo nivel que la lectura, la escritura y el cálculo. Por otro lado, su uso en el campo educativo enriquece el aprendizaje gracias a la actualidad y el realismo que aportan.
No es lo mismo aprender apoyándose en un texto escrito que en imágenes estáticas o en imágenes en movimiento. Las TICs estan dando paso a nuevas formas de tratamiento, transmisión, acceso y de las informaciones transmitidas hasta ahora por los soportes clásicos de la escritura, imágenes, el sonido o el habla. Algunas de sus características que nos ofrece es la planificación de las acciones, interactividad en relación con la información, posibilita un mayor protagonismo del alumnado, dinamismo, usar varios formatos de representación de la información…
Para la implantación de las TICs en la educación es necesario implantar en los centros infraestructuras básicas como la conexión a internet, equipos actualizados, etc…; es necesario el diseño, desarrollo, elaboración, edición y difusión de materiales, recursos y contenidos educativos multimedia interactivos; es necesario que el profesorado reciba una formación en TIC, y, por último, los centros deben cambiar su organización formal y material.
El profesorado, dentro de sus responsabilidades, está el diseño de la programación didáctica, la cual deberá contemplar las TICs. A la hora de incluirlas debemos tener en cuenta sus características.
En primer lugar, los objetivos deben estar graduados en dificultad y complejidad, deben contemplar las diferentes formas de aprender, deben estar clasificados según su importancia, su obligatoriedad u optatividad, y deben estar relacionados con el desarrollo de las competencias claves.
En segundo lugar, debemos secuenciar los contenidos. Las TICs ayudarán a la adquisición de todo tipo de contenido, dependiendo de nuestros objetivos.

En tercer lugar, también la metodología se adaptará partiendo del nivel de desarrollo del alumnado, identificando los esquemas de conocimiento que este ya posee para poder actuar en consecuencia. Se intentará construir aprendizajes significativos y funcionales, desarrollando principalmente la competencia de “aprender a aprender” y motivando al alumnado a emprender diferentes tareas.
Al desarrollar actividades con TICs el docente tiene unos roles fundamentales: debe ser guía en el uso de los dispositivos y en la construcción del conocmiento; ha de ayudar al alumnado a establecer conexiones entre el conocimiento que ya sabe y lo que aprender; será diseñador y planificador de las actividades, así como el evaluador de su eficacia.
A la hora de seleccionar los recursos que vamos a utilizar, debemos seguir unos criterios de calidad, es decir, deben servir para logar nuestros objetivos, siendo cercanos a la realidad de nuestros alumnos. El nivel de dificultad debe ser apropiado y la navegación debe ser clara, variada y atractiva.
Encontramos diferentes recursos disponibles entre otras encontramos:
– La pizarra digital: es una tabla sensible conectada a un ordenador y a un proyector con la que se puede dar clase con las mismas características que si se usara la pizarra tradicional pero con toda la riqueza que un ordenador da y miles de software interactivos diseñados para ello.
– Ordenadores: Tiene una gran aceptación en la sociedad y se pueden trabajar dos aspectos. Por un lado la ofimática y por otro internet
– Periódicos y revistas: Fuente de información y comunicación que con el paso del tiempo también han sacado sus versiones digitales.
– Bits de imágenes: No parecen estar relacionados con las TICs, pero éstas usan abundantes imágenes y los bits son un recurso muy útil para poder introducir la imagen en la escuela
– DVD/CD/TV: se educa en la enseñanza a través de los sentidos como la vista o el oído y es un medio que encontramos siempre en todas las escuelas.

Como hemos visto a lo largo del tema, las TICs, más allá de simplemente contribuir al tratamiento de la información y la competencia digital, según se diseñe su uso pueden contribuir al desarrollo de cualquiera de las competencias claves.
Debemos pensar que actualmente los niños y niñas están acostumbrados al mundo audiovisual, a la televisión, el cine, los videojuegos…, es decir, esto forma parte de su día a día y, por ello, una clase magistral y actividades en papel y lápiz han pasado a ser algo poco atractivo para ellos, acostumbrados a aprender a partir de lo que ven y de lo que interactúan con dispositivos electrónicos. Por ello los docentes debemos cambiar nuestra manera de enseñar, para hacerla más efectiva. Se deben incluir las TICs tanto para enseñar contenido como para facilitar el aprendizaje de su uso. De esta forma, conseguimos aumentar la motivación de nuestros alumnado hacia el aprendizaje en la escuela; facilitando además la comunicación y la adquisición de estrategias de búsqueda, selección, análisis crítico e interiorización de nuevos aprendizajes muy importantes en la sociedad actual.

Tags:

  • Show Comments (1)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads

You May Also Like

SAMSUNG ha mostrado oficialmente su línea Galaxy S10

SAMSUNG ha mostrado oficialmente su línea Galaxy S10, que incluye el Galaxy S10, S10 ...

¿Cómo trabajar en el aula con alumnado de Síndrome Asperger?

Para un buen trabajo en el aula con el alumnado diagnosticado de Síndrome de ...

pintar

Ventajas de colorear para los niños

En concreto, aunque pueda parecer algo que es un simple entretenimiento, no es así. ...